6 Formas De Conseguir Dinero Para Iniciar Tu Propio Negocio

Cómo Conseguir Dinero Para Tu Emprendimiento

 

Sumario

¿Quieres reinventarte pero te frena la falta de dinero? Con estas seis formas que te doy para financiar tu reinvención se acabaron las excusas.

Uno de los mayores temores que tienen las personas que quieren emprender y reinventarse en torno a su pasión es de dónde van a sacar el dinero para su emprendimiento, para poner en marcha ese negocio con el que sí se van a sentir realizados y felices.

Por eso, muchas personas prefieren quedarse donde están, sentirse vacíos y frustrados aunque con ese dinero en el bolsillo, que buscar la forma de financiar su reinvención para poder trabajar en su misión, dedicarse a aquello que han venido a hacer a este mundo y ser felices en su trabajo. Y tú, ¿en qué grupo estás? ¿En el de los vacíos o en el de los realizados?

Invierte parte de tu tiempo libre en tu reinvención. Esto es lo que hice yo y lo que hacen muchos de mis estudiantes. Lo más probable es que tengas un trabajo de ocho horas: por eso dedica ese tiempo libre a iniciar tu emprendimiento o tu nueva carrera profesional, en lugar de ver series de Netflix. ¿Estás dispuesto?

Esto es algo que la mayoría de las personas no está dispuesta a hacer, pero de eso se trata, de hacer lo que la mayoría no hace para tener la vida que la mayoría no tiene.

Si tú estás dispuesto a hacer lo que la mayoría no hace, mira hasta el final mi nuevo episodio en YouTube 6 Formas De Conseguir Dinero Para Iniciar Tu Propio Negocio, en el que te doy otras 5 maneras para empezar a dedicarte a eso que amas cada día.

Comparte este vídeo si conoces a alguien que quiere emprender pero tiene miedo a hacerlo por temor a arruinarse y perder su seguridad financiera.

6 Formas De Conseguir Dinero Para Iniciar Tu Propio Negocio

Uno de los mayores obstáculos que suelen tener los emprendedores cuando se lanzan a crear su proyecto, a crear su emprendimiento es el de «ay, ¿cómo voy a financiar esto?». O, más que obstáculo, yo diría como un miedo de su mente, una duda que le pone su mente, la de «ey, ¿pero y qué pasa si esto sale mal?, ¿de dónde voy a sacar el dinero?; o, como te decía, ¿cómo voy a financiar este emprendimiento?

Yo también le pregunto mucho a las personas: ¿Cuál crees que es tu obstáculo a la hora de emprender? Y muchas personas me dicen: Mi obstáculo  es a nivel financiero; mi obstáculo es a nivel de ¿cómo voy a pagar esto?, ¿de dónde voy a sacar el dinero? 

Por eso estoy creando este vídeo. Por eso estoy creando este nuevo episodio, donde te voy a enseñar cómo financiar tu proyecto incluso aunque ahora no cuentes con nada de dinero; incluso ahora, aunque tu cuenta bancaria esté a cero en este momento, te voy a enseñar cómo financiar tu proyecto, cómo financiar el hecho de crear tu empresa o de llevar tu empresa al siguiente nivel. 

Y si tienes este miedo, si tienes esta duda, te comprendo eh perfectamente, porque probablemente yo he estado en la situación en la que tú estás ahora; o sea, como como casi todo emprendedor, pues al principio te surgen todos esos miedos de «wow, madre mía, estoy poniendo todo este dinero en este proyecto, en este producto que estoy creando, en este servicio, en este infoproducto… y y y no sé si me va a dar retorno…, no sé qué va a pasar, no sé cómo va a estar mi cuenta bancaria de aquí a dos meses, a tres meses, a seis meses…». 

O sea, sé que todas estas dudas, como por así decirlo, afectan a esa seguridad que tú tienes o que tú vas a tener en el futuro, pues tu mente se pone… tu mente se pone muy nerviosa. ¿Me sigues?

Entonces, pues como te decía, te entiendo perfectamente, porque cuando yo comencé a emprender, yo –ahora hablaremos de las fuentes de financiación–…pero, en concreto, yo comencé a emprender sobre todo usando ahorros y sobre todo usando también lo que se llama aquí en España capitalizar el paro. Es decir, yo estaba trabajando por cuenta ajena, dejé mi trabajo y… eh… hice una capitalización del paro, que es como usar todo ese dinero que tú tienes o tendrías como paro para financiar tu negocio, para crear tu negocio. 

Entonces, yo empecé con esto y yo decía «wow, madre mía, que aquí van pasando los meses y mi cuenta bancaria va así…; no sé qué va a pasar aquí…, al principio esto todo son gastos gastos gastos gastos y aquí hay pocos ingresos…». Entonces… eh…, como te decía, he pasado por ese miedo, por esa incertidumbre y… lo primero que quiero decirte , antes de darte ya los pasos de cómo financiar tu proyecto…, lo primero que quiero comentarte es que es… todo esto es muy mental. 

O sea, la primera clave que me gustaría darte va sobre mentalidad, porque tú debes tener claro que, si estás creando un proyecto, si estás creando un producto, si estás creando un nuevo servicio, si estás creando una nueva empresa, o si estás usando ese dinero para financiar una formación, para financiar una mentoría, para financiar un asesoramiento… 

Es decir, lo que quiero transmitirte es que todo esto son inversiones, son activos que tú estás creando. ¿Me sigues? Porque la mayoría de personas, en lo que se gasta sus ahorros, en lo que invierte su dinero es en pasivos. No sé si has leído el famoso libro de Robert Kiyosaki, Padre rico, padre pobre… O sea, aquí hace una diferencia muy clara. La mayoría de personas emplea su dinero en comprar un coche, en comprar una casa…, pero esto solo le da gastos, le da más gastos… de pagar luz, de pagar gasolina, de pagar impuestos… 

Pero ¿qué ocurre? Que si tú creas un negocio, si tú creas un producto…; es decir, si inviertes tu dinero en crear un producto, un servicio, un negocio, un emprendimiento… esto es un activo, esto te va a dar ingresos

Entonces, lo primero que quería que cambiaras es es es tu mentalidad en este aspecto, porque sí que es verdad que estás haciendo un desembolso de dinero pero este desembolso de dinero tú lo haces para que tenga un retorno; para que ese dinero que tú estás poniendo en crear ese emprendimiento te dé muchos más ingresos que ese capital inicial que tú has aportado. 

Entonces,… eh… Bueno, esto fue lo que me pasó a mí. Como te decía, los primeros meses fueron «wow, wow, wow, no sé de dónde va a venir el dinero...»; pero como era un negocio, como yo estaba invirtiendo ese dinero en crear productos, servicios, una marca, una empresa… pues al final hubo ese retorno y por supuesto esa inversión inicial que yo hice pues ya se ha multiplicado.

Entonces, lo primero que debes tener en cuenta es esto: estamos creando un activo, estamos creando algo que en el medio, largo plazo –cuando no sea en el corto–, la idea es que te dé beneficios, es que ese capital que tú estás poniendo al principio se multiplique exponencialmente.

Entonces, teniendo eso en cuenta, que a la misma vez es una recomendación…; es decir, mi recomendación encarecida es que tus ahorros, tu dinero… lo inviertas en crear activos, y  con este dinero que te den tus activos pues ya compras esa casa, ya compras ese coche, ya compras cualquier cosa, cualquier capricho que quieras comprar. Pero crea esos activos.

Entonces, ¿cómo financias el hecho de crear esos activos? Pues vamos con la fórmula Pastac, que es la fórmula que te quiero dar para que la puedas recordar prácticamente en cualquier situación.

Forma #1. Padres

Entonces, ¿de dónde viene esta palabra: Pastac? Pues viene… Primero, la ‘p’. ¿De dónde viene esta ‘p’? Viene de ‘padres’. Es decir, para financiar tu proyecto, para financiar esa formación que te va a hacer crear ese proyecto, puedes pedirles dinero a tus padres. 

Por ejemplo… Te voy a poner el ejemplo del hombre más rico del mundo: Jeff Bezos. El nombre más rico del mundo, que es el hombre más rico del mundo gracias a haber creado su negocio, le pidió 300.000 dólares a sus padres. Les pidió ese dinero prestado. Y, de hecho, sus padres… eh… usaron el dinero de su fondo de pensiones; lo usaron para para prestárselo a su hijo; y, como te decía, como era un activo lo que estaba creando… –es decir, invirtió su dinero de forma inteligente–… Jeff Bezos transformó en cinco años esos 300.000 dólares… los transformó en 78,9 millones de dólares.

O sea, esta es la clave: dejar de pensar «ay, ay, ay, qué miedo…». O sea, dejar de lado todas esas dudas de… Por supuesto, hacerlo de forma inteligente pero dejar de lado esas dudas de «estoy poniendo aquí este dinero» por adquirir la mentalidad de «me estoy convirtiendo en un empresario, estoy poniendo este dinero aquí pero la idea es que… o sea, la idea es obtener unos ingresos muchísimos más altos del dinero que estoy poniendo en principio, de este capital inicial». ¿Me sigues?

Y puede que me digas: «Miguel, pero es que mis padres no me pueden prestar ni cien dólares, ni cien euros». Ok, pues por eso está la fórmula Pastac.

Forma #2. Amigos

Vamos con la siguiente parte de la fórmula. Ya hemos visto la ‘p’, que es de ‘padres’. Vamos con la ‘a’. La ‘a’ viene de ‘amigos’; es decir, al igual que les puedes pedir dinero a tus padres, quizás tienes un súper súper superamigo que te puede prestar ese dinero, te puede prestar ese capital inicial. 

Y puede que me digas: «Pero Miguel, es que yo tampoco tengo amigos, no tengo a nadie en mi entorno que me pueda prestar ese dinero así, por… no sé… por por por muy buena que sea mi idea, por mucho que le he comentado yo que quiero crear esto y que esto tiene muchísimo potencial y que me va a dar beneficios muy rápido… Ni tengo… Ni mis padres me pueden dejar prestar este dinero ni ningún amigo que ahora mismo pueda tener me puede prestar ese dinero.

Forma #3. Socios

Vale, pues nos vamos a la siguiente parte. La siguiente parte es la ‘s’, que viene de ‘socios’. Es decir, para crear este proyecto puedes tener socios. Puedes tener socios simplemente capitalistas, es decir, que inviertan en tu proyecto, que te presten ese dinero con el objetivo simplemente de obtener un retorno mucho mayor o también puedes tener socios que se involucren en el negocio, es decir, socios que estén trabajando, que estén creando contigo ese negocio. O, incluso… eh… o sea… tú puedes… O sea, puedes, puedes… 

O sea, puede que me digas: «Pero, Miguel, vale… eh… puedo tener un socio, pero yo, ahora mismo, no tengo nada de dinero. Entonces, vale, mi socio va a aportar 3.000 euros y yo voy a aportar cero. Aquí algo me falla». Vale, pues tu socio puede aportar dinero pero tú puedes aportar ese dinero en forma de trabajo. Es decir, tú puedes decirle «vale, somos socios pero yo durante el primer año no voy a cobrar nada». Entonces aportas tu capital en forma de trabajo durante x tiempo. ¿Me sigues?

Y puede que me digas: «Miguel, es que no, no he podido conseguir socios… eh…, dame más alternativas».

Forma #4. Trabajo

Ok, vámonos a la siguiente. Vámonos a la ‘t’. La ‘t’ viene de ‘trabajo’. Es decir, viene de que tú tengas tu propio trabajo y que con el dinero que te va dando ese trabajo, aparte de financiar tu estilo de vida, lo que haces es dedicar un tanto por ciento a crear tu proyecto, a crear tu emprendimiento, a crear ese producto que que en el que te va a dar en… pues en el corto plazo, en el medio plazo, ya ingresos. Y cuando estos ingresos empiecen a llegar, entonces dejas tu trabajo. 

Pero lo puedes hacer de forma sostenible, es decir, imagínate que tienes un trabajo a jornada completa, ok,  probablemente estás trabajando de 9 a 5, pues ahí te quedan dos horas, te quedan tres horas, cuatro horas…, sin contar los fines de semana, para dedicárselo a este nuevo emprendimiento. 

O lo que puedes hacer también es tener un trabajo a media jornada; o, si estás a jornada completa, empezar a crearlo y cuando eso te empieza a dar ingresos, reducir a media jornada o pedir una excedencia. O sea, hacerlo de forma sostenible pero con un trabajo que te vaya… que hasta que el negocio que vas a crear te dé esos ingresos pues tú tengas tu trabajo que te dé esa seguridad.

Eh… muy importante: si tienes este trabajo, si tienes esta fuente de ingresos alternativa, debes también tener la mentalidad adecuada para poder crear este negocio; porque muchas personas, al tener este trabajo, es como que se relajan porque dicen «wow, pero si yo ya tengo esta fuente de ingresos, esto puede esperar…» y entonces van postergando. 

O sea, cuidado con esto porque es muy importante, es vital tenerlo en cuenta. O sea, quiero que tú lo lo lo pienses de forma consciente de «ok, tengo esta fuente de ingresos que es mi trabajo, pero estoy creando esta nueva fuente de ingresos que quiero que sea la fuente de ingresos real. Por lo tanto, voy a aplicar acción».

O sea, ojo con esto, porque sí que cuando dejas el trabajo pues tienes esa esa ese entusiasmo, tienes esa…; o sea, tomas mucha mucha más acción porque es como que has quemado los barcos. Has dicho «ey, o tengo ingresos de este negocio o no sé qué va a pasar». 

Entonces, es como que tomas mucha más acción. Pero puedes tener este trabajo, hacerlo de forma sostenible si… eh… pues aplicas esto que te estoy comentando: tener en cuenta que tu mente quizás se va a relajar por tener ese trabajo pero simplemente tenlo en cuenta y cuando te lleguen esas, te lleguen esas dudas de «ay, mejor lo dejamos para más adelante que ahora mismo tenemos esta fuente de ingresos…», tú le digas «no,  esta fuente de ingresos está muy bien pero yo quiero crear una nueva fuente de ingresos, por eso me voy a poner a implementar acción en este negocio».

Entonces, esa sería una, pero hay más.

Forma #5. Ahorros

Vamos con la siguiente. Recuerda: la fórmula es Pastac. Estamos con ‘trabajo’, ahora vámonos a la siguiente, y la siguiente es ‘ahorros’. Es decir, tú puedes utilizar tus propios ahorros para crear este negocio, para financiar el hecho de crear este producto.

Eh… de hecho, como te he dicho al principio, la la… Vamos, yo te recomiendo usar tus ahorros para crear activos; para crear activos, y un negocio es probablemente el mayor activo que puede existir. 

Entonces, tú creas estos activos. Mi recomendación es que crees estos activos y con el dinero que te den estos activos entonces… pues compras todos los caprichos que quieras, compras… eh… pues  ese coche, esa casa. 

Pero, como te decía, puedes usar tus ahorros. Yo, por ejemplo, usé en gran parte de cómo he financiado mi negocio ha sido con ahorros; como te he comentado, con esta finan capitalización del paro, o sea, lo puedes hacer así. 

La mayoría de mis clientes, la mayoría de las personas a las que yo asesoro, la mayoría de mis estudiantes o usan la fuerte anterior, que es trabajo, es decir, tienen su trabajo y se ponen a crear su proyecto; o usan esta última… eh… usan… eh…  sus ahorros y crean este negocio con sus ahorros; o usan ambas. Usan el dinero que les ha aportado su trabajo y sus ahorros.

Pero si me dices: «Miguel, es que necesito una más. Necesito una fuente alternativa más porque aún necesito un poquito más de dinero o un poco más de dinero o mucho más, o muchísimo dinero para poder crear mi negocio».

Forma #6. Crédito

Ok, pues yo te diría que pidas un crédito, que pidas un préstamo. Por supuesto, todo lo que te estoy diciendo hacerlo de forma sostenible, hacerlo de forma inteligente, pero puedes pedir un préstamo.

O sea, la mayoría de personas pide una hipoteca, pide un crédito para comprarse casas, para comprarse coches que, como te decía, esto son pasivos. Lo único que les da es más gastos. Entonces, creo que es inteligente pedir un préstamo, pedir una hipoteca, pedir ese crédito para crear un activo, es decir, para crear un negocio, un producto, un servicio, que en el corto, medio o largo plazo te va a dar una gran rentabilidad. Es decir, te va a dar un nivel de ingresos que va a hacer que tú puedas pagar ese préstamo, que puedas pagar esa hipoteca o ese crédito que has pedido.

Entonces, esta es la fórmula. Recuerda: Pastac. En primer lugar tenemos padres. En segundo lugar tenemos amigos. Luego puedes pedir dinero o puedes financiar ese proyecto con socios. Después tenemos el trabajo. Después tenemos los tus ahorros, tus propios ahorros, que también pueden venir, como yo lo hice en su día, de capitalizar el paro. Y por último tenemos el hecho de pedir un crédito.

Usa esta fórmula y, recuerda, esto va de mentalidad. A veces nuestra mente nos pone esta duda de «ay, no, es que no tengo dinero», porque recuerda que la función principal o una de las principales funciones de nuestra mente es dejarnos en nuestra zona de confort. 

Entonces, ella te dice «wow, pero es que ahora mismo no cuentas con el dinero; wow, es que ahora mismo es muy difícil financiar este proyecto que quieres crear… Mejor lo dejamos para más adelante». Pero, cuando te diga esta duda, párate y di ¿esto es realmente verdad o es simplemente una duda muy fácil que me está poniendo mi mente para que me quede en esta zona cómoda, para que me quede en esta zona de confort? 

Pregúntate esto y revisa esta fórmula Pastac, porque estoy seguro de que vas a encontrar alternativas, y más si estás creando un negocio online, porque un negocio online requiere de muy poca inversión, requiere prácticamente de cero. De cero nivel de inversión.

Entonces, plantéate esto, plantéate esta pregunta porque, como te decía, ante todo esto es a nivel mental. O sea, nuestra mente nos intenta decir esto: «Ay, es que ahora mismo lo que me limita es el dinero, es que ahora mismo…». Y cuanto más lo dice es como que más te lo crees.

Entonces, cuando te vengan estas dudas, cuando te venga esta excusa de tu mente párate y examínala. Y pregúntate: ¿Esto es totalmente verdad, esto que me está diciendo ahora mismo mi mente, o es simplemente una excusa para que me quede en mi zona de confort?

Usa esta fórmula que te estoy dando. Usa todas estas posibles formas de financiación. Quizás no vayas a usar solo una, quizás vas a usar un poquito de ahorros, vas a pedir un crédito, vas a pedir… eh… vas a usar… vas a estar trabajando y vas a usar esa fuente de financiación también, un poquito de dinero de tus padres…

O sea, por ejemplo, mis padres a veces me han ayudado para pagarme cierta formación, luego para crear el negocio he usado también de mis ahorros… eh…; luego también, como te decía, he capitalizado el paro… eh… O sea, puedes usar diferentes fuentes, pero ante todo párate y ponte a pensar. 

Ponte a pensar estas formas de financiación porque lo fácil es decir «ay, no, es que ahora mismo no tengo dinero, ahora mismo no tengo dinero». Pero, recuerda, es que esto lo estás creando para tener más dinero. Si continúas como estás, siempre tu mente te va a poder decir «ay, es que no tengo dinero, es que no tengo dinero…». Por supuesto que te lo va a decir porque el negocio lo vas a tener para incrementar ese nivel de dinero que ahora mismo tienes para tener más dinero, ¿me sigues?.

Entonces, párate, examina estas fuentes de financiación porque yo siempre digo que en cada momento tienes todo lo que necesitas para pasar a tu siguiente nivel. Así que realiza este ejercicio, realiza este ejercicio que… bueno… es un ejercicio financiero, y empieza a llevar tu negocio y tu vida a ese siguiente nivel que mereces.

Frases motivacionales

Close