Elimina Así El Síndrome Del Impostor

Cómo Sentirte Merecedor De Cobrar Altos Precios

Sumario

¿Quién eres tú para hacer esto? Aún te falta conocimiento. ¿Qué van a pensar los demás? ¿Cómo es posible que te vayan a pagar esos precios tan altos?

¿Alguna vez has querido ayudar a las personas a conseguir sus objetivos con esa que es tu pasión pero ha llegado tu mente poniéndote dudas y finalmente te has quedado paralizado?

Si te ha ocurrido esto debes saber que has sufrido lo que se conoce como el síndrome del impostor.

Y debes saber también que el 99% de las personas se ha visto atacada en alguna ocasión por este síndrome. Sí, yo mismo me enfrenté a él…

Y vencí.

Por eso ahora quiero ayudarte a que tú también puedas eliminar este síndrome del impostor y que nunca más te llegue a sabotear o paralizar si es que ya lo está haciendo o si es que lo ha hecho en el pasado.

En este nuevo vídeo te doy mis 7 mejores claves para que consigas controlar tu mente e ir a por tus sueños.

Elimina Así El Síndrome Del Impostor

¿Alguna vez has querido crear tu primer programa de mentoría, has querido crear tu primer curso online, tu primer libro? ¿Has querido empezar, por así decirlo, a ayudar a personas a conseguir sus objetivos con esa que es tu pasión, con ese que es tu talento, con tu conocimiento?

Pero ha llegado tu mente y ha empezado a ponerte dudas, ha empezado a darte ciertos miedos, a ponerte ciertos obstáculos... y te has quedado paralizado o has ido más lento de lo que podrías ir. Te ha dicho: ¿quién eres tú para hacer esto? O: aún te falta conocimiento. O: ¿qué van a pensar las personas? O: ¿cómo es posible que tú vayas a ayudar a alguien? O: ¿cómo es posible que te vayan a pagar esos precios tan altos?

Y, de nuevo, tú le has hecho caso a todos estos pensamientos y o te has quedado parado o has ido más lento de lo que podrías, o has dejado de dar el 100 por cien, o has dejado de confiar en ti. 

Si esto te ha ocurrido alguna vez, significa que has tenido lo que se llama el síndrome del impostor, que, bueno, tiene un nombre en esta industria, y es este: el síndrome del impostor. Es decir, esas dudas, ese síndrome que te ataca y que te hace quedarte paralizado, que te hace ir más lento de lo que deberías… con respecto a ese producto que quieres crear o a esa carrera profesional que quieres crear, o a ese emprendimiento que quieres crear. O a eso que quieres hacer, que es tu ilusión, que es tu sueño, que sientes que es tu propósito. 

Yo recuerdo… O sea, por supuesto, yo he tenido este síndrome porque es algo… O sea, lo primero, siento ser yo quien te lo diga, pero no te sientas especial por tener este síndrome, porque yo creo que ha atacado a todos los influendedores, a todos los infoproductores, a todos los emprendedores… O sea, yo creo que ha atacado a… o al menos al 99 por ciento le ha atacado en algún punto. 

Y… eh… O sea, quiero contarte ahora dos cosas. Primero, ¿por qué nos ataca a la mayoría de personas? Y también quería contarte, como te he dicho, cómo me atacó a mí. 

En primer lugar, te voy a contar por qué nos ataca. ¿Por qué nos ataca? Creo que es muy importante comprenderlo para poder eliminarlo, porque de eso va este vídeo. De eso va este nuevo episodio.

Quiero que elimines este síndrome del impostor. Quiero que nunca más te llegue a sabotear, que nunca más te llegue a paralizar si es que ya lo está haciendo o si es que lo ha hecho en el pasado. 

Por eso te voy a dar mis siete mejores claves: 6 + 1, siete mejores claves para que, boom, lo elimines. Que cada vez que llegue tú apliques algo de esto y ¡boom!, fuera, fuera ese síndrome. Entonces… eh… Pero creo que es importante comprender por qué este síndrome nos ataca, porque creo que cuando lo comprendes es más fácil eliminarlo

Entonces, ¿por qué este síndrome nos ataca? Pues si has estudiado, aunque sea un poco de mentalidad, un poco de desarrollo personal, sabrás que nuestra mente casi en su totalidad está…; o una de las principales funciones de nuestra mente es protegernos. Ella, tu mente, es una máquina de protegerte de…, de identificar posibles miedos, posibles –perdón– posibles obstáculos, posibles cosas que te puedan hacer daño. 

O sea, es una máquina de protegerte. Por eso siempre va a intentar dejarte en esa zona para la que ella estás seguro, en esa zona cómoda, en esa zona de confort

Y puede que me preguntes: Miguel, ¿cómo sé cuál es mi zona de confort? Pues donde estás ahora. Dónde estás ahora es tu zona de confort, porque donde estás ahora entiendo que si estás viendo este vídeo es que estás bien, es que estás… Vamos, es que estás con tu vida. Entonces ella identifica que al tú estar bien, al estar viviendo, ella está programada para que tú sobrevivas. Punto. Entonces, al ella ver que está sobreviviendo, ella eso lo identifica como tu zona cómoda, como tu zona de confort, y ella va a querer dejarte ahí.

Pero entonces puede que te preguntes: ¿Y por qué nos viene este síndrome? Pues porque este síndrome lo que intenta hacer es precisamente eso, que te quedes en esa zona de confort porque solo le viene a las personas que intentan salir de ella. ¿Te habías parado a pensarlo?

Este síndrome del impostor es esa excusa de tu mente que quiere dejarte en tu zona de confort y para así evitar que salgas de ella. 

Porque este síndrome solo va a venir a ti cuando quieras crear ese nuevo producto. Cuando quieras ir a tu siguiente nivel. Cuando quieras crear ese emprendimiento. Cuando quieras ponerte a ayudar a personas. Cuando quieras crear tu primer curso online. Cuando quieras crear tu evento. Cuando quieras exponerte a personas. En definitiva, cuando quieras ir a tu siguiente nivel y salir de esa zona de confort en la que ella te quiere dejar. 

No sé si me he explicado, pero por eso te digo que no te puedes sentir especial, porque esto nos pasa a todos o la gran mayoría, ya que este síndrome es algo natural para nuestra mente. 

Es como, no sé, cuando quieres ir al gimnasio, pues ella probablemente te va a poner una excusa o una duda para que te quedes cómodo en el sofá; porque ella, de nuevo, está diseñada para protegerte. Está… está diseñada para que mantengas tu energía, para que no te vayas a cansarte porque ella quiere protegerte. Aunque nuestro éxito, como sabes, está al otro lado de nuestra zona de confort. Nuestro éxito está en ir a ese gimnasio. Nuestro éxito está en crear ese curso online, en crear ese programa de mentoría, en ponerte a vender, en ponerte a incrementar tus ingresos. Tu éxito está fuera de la zona de confort.

Entonces, lo siento, no he inventado yo cómo funciona la mente, pero es así como funciona. Entonces aquí, una vez que hemos comprendido que ella, cada vez que queramos ir a ese siguiente nivel, nos va a poner, por ejemplo, este síndrome del impostor…, pues vamos a aprender a eliminarlo, que es lo que vamos a hacer en este vídeo. 

Entonces, ¿cómo me afectó a mí este síndrome? Pues a mí me afectó en el primer producto que yo creé, que fue este libro. Este fue el primer producto que yo creé: un libro sobre negocios, desarrollo personal… Se llama El Cómo del Éxito. Pues yo, cuando fui a…, cuando tuve la idea, ni siquiera lo estaba creando… O sea, cuando tuve la idea de «voy a escribir un libro», ya empezó a atacarme. Empezó a atacarme este síndrome del impostor diciéndome: ¿Quién eres tú para escribir un libro? Si eres un crío, un chaval de Librilla, de un pueblo superpequeño… ¿Quién eres tú? ¿Quién va a estar interesado o interesada en leer un libro de un chaval de Librilla que simplemente es un apasionado de los negocios, del desarrollo personal? ¿Quién va a estar interesado? ¿Quién va a pagar por eso? ¿Alguien va a estar dispuesto a pagarte? Los demás te van a criticar, van a hablar mal de ti porque… porque ¿quién eres tú para eso, para ponerte a ayudar a los demás cuando tienes –yo creo que tenía 26 años–… cuando tienes 26 años y aún tienes poca experiencia de vida? ¿Dónde vas?

¡Boom! Toda esta serie de dudas empezaba y empezaban a llegar y empezaban a llegar y empezaban a llegar. Y esto es el síndrome del impostor. Pero no te creas que es porque fue mi primer producto. Es que yo he seguido creando productos o creé –no sé– programas de mentoría, cursos online, suscripciones… Y son siempre, siempre más o menos las mismas dudas. Pero ¿quién te va a comprar? Pero ¿por qué te van a comprar a estos precios tan altos? Pero ¿quién va a estar dispuesto a pagar por esto? ¿Por qué van a estar dispuestos? Pero ¿qué van a pensar? Pero ¿y si la competencia? Pero… 

Se va a inventar tu mente la mayor excusa que encuentre para que tú te quedes en esa zona cómoda porque es su función. Entonces, como ya sabemos que es su función, vamos a aprender las estadísticas. O mi recomendación es que aprendas, que aprendas las estrategias, mejor dicho, adecuadas, que son estas 7 las que yo te recomiendo para eliminar este síndrome y tú avanzar. 

Porque si le haces caso a este síndrome, lo único que va a hacer es que mates tus sueños.

Si le haces caso a este síndrome, lo único que va a hacer es que al final termines frustrado. Termines sintiéndote vacío y, en última instancia, deprimido, porque estás viendo que tienes ciertos sueños que el universo ha puesto en tu corazón, en tu alma...; y a causa de hacerle caso a este síndrome, te estás quedando donde estás. 

Entonces, de nuevo voy a darte estas siete estrategias para que consigas ir a por tus sueños. Porque por supuesto, cuando yo por fin lancé mi libro, me sentí superrealizado, me sentí superfeliz.

Porque la felicidad está al otro lado de esa zona de confort en la que tu mente está en su mayoría diseñada para dejarte. 

El éxito, los ingresos que buscas están al otro lado, pero debes pasar ese túnel. Es como un túnel con niebla, que tu mente te inyecta esa niebla, por así decirlo… pero al otro lado está la luz, al otro lado están tus ingresos, los ingresos que mereces. Al otro lado está tu felicidad, al otro lado está tu realización. 

Que no te quepa la menor duda. Al otro lado está lo que buscas, pero debes pasarlo. Y ¿cómo vas a pasarlo? Y ¿cómo vas a soportar todas estas dudas que te pone este síndrome del impostor? Aquí te lo voy a explicar. Entonces, espero que estés entusiasmado por lo que vas a aprender. Vamos ya con ello. 

Estrategia #1. Personalidad

¿Cuál es la primera? La primera estrategia que yo te daría es que eso que quieres hacer lo hagas parte de tu personalidad. Por ejemplo, yo soy una persona que considero que tengo… O sea, dentro de mi personalidad está el hecho de tener un cuerpo pues con el que me siento a gusto. O sea, por eso voy al gimnasio, por eso me mantengo en mi peso ideal, por eso intento estar lo más fit posible. Y cuando he… ¿Y por qué? Porque eso es parte de mi personalidad. Y cuando, por ejemplo, he subido de peso, he cogido algunos kilos de más… yo me he sentido incluso deprimido, me he sentido fatal. ¿Por qué? Porque mi personalidad está en ser una persona que cuida su cuerpo, que cuida su alimentación, que va al gimnasio. Y cuando he cambiado esto y me he ido a otra cosa que es diferente a mi personalidad, me he sentido mal. 

No sé si me estoy explicando con claridad. Pero eso es lo que quiero que hagas tú. Si tú quieres ser, por ejemplo, un mentor, quiero que hagas parte de tu personalidad el hecho de ser un mentor. Si quieres ser un formador, quiero que hagas parte de tu personalidad el hecho de ser un formador. Si quieres ser un escritor, si quieres escribir un libro, quiero que lo hagas parte de tu personalidad.

Porque cuando lo hagas parte de tu personalidad todo va a estar alineado con eso. 

Y cuando hagas algo diferente te vas a sentir mal. O sea, y esa es la idea. Te vas a sentir mal porque a tu zona de confort, o sea, tu zona de confort ha empezado a ser el hecho de ser un mentor, ser un formador, ser un speaker, ser un youtuber. O sea, ha pasado a ser eso que tú quieres ser. 

Entonces, si quieres crear tu primer curso online…; o sea, integra que tú eres un formador, integra que tú quieres ayudar a las personas con tu conocimiento. Si tú quieres crear tu programa de coaching, integra que tú quieres ser un coach, integra que tú vas a crear un negocio en torno al coaching, integra que tu día a día va a ser ese, va a ser el hecho de estar ayudando a las personas con tu conocimiento cada día. Intégralo, porque este es el primer paso

Entonces, una vez que tú lo has integrado y tienes esa certeza… No tiene que pasar, no tienes que tener ya el programa, pero sí lo debes sentir para empezar a hacerlo con esa certeza. Y ¿por qué digo esto? Pues porque la mayoría de personas lo hacen como su plan B. Crean su negocio o su infoproducto como su plan B, o lo crean como un hobby, o lo crean para para ver lo que pasa, a ver si es una fuente de ingresos pasivos. A ver si esto me da 200 euros más al mes. A ver si esto me da 1000 euros más al mes. Pero esa es… para nada esa es la creencia adecuada

La creencia adecuada es decir: Aquí está mi propósito. Esta es mi personalidad. Esto es lo que yo quiero hacer, esto es con lo que voy a pagar el colegio, el estilo de vida de mis hijos. Esto es con lo que voy a pagar mi estilo de vida. Mi estilo de vida va a estar en mi personalidad. Mejor dicho, va a estar en ser un mentor, ser un coach, ser un formador, en ser… o sea, cualquiera que sea el producto que quieras crear. Entonces, este es el primer paso, hacerlo tuyo.

Estrategia #2. Valores

Vamos con el segundo consejo, la segunda idea que te daría si quieres eliminar este síndrome del impostor: valores. Es decir, debes comprometerte contigo a ser una persona con valores, porque normalmente este síndrome del impostor viene cuando tú dices… O sea, tu mente te dice: Ay, pero es que no sé… 

Por ejemplo, hay muchas personas que me dicen: Sí, Miguel, me estás dando estrategias de venta muy buenas, pero es que yo no quiero –¿cómo se dice?– persuadir a las personas. Yo no quiero manipular, mejor dicho, yo no quiero… Por ejemplo, una clienta o un estudiante, me decía: Miguel, es que esto es manipulación. Entonces, si tú eres una persona con valores, eliminas esa excusa o una de las posibles excusas que te puede poner como es esa el síndrome impostor. 

O sea, si tú eres una persona con valores, tú sabes que lo que estás hacien… Y encima con un propósito, sabiendo que forma parte de tu personalidad hacer eso, porque tú lo quieres, porque esa es tu pasión…, dejas de tener este tipo de excusas. 

O sea, por ejemplo, si estás vendiendo un producto high ticket –nosotros también ayudamos a nuestros clientes a crear, a vender productos high ticket de más de 1000 euros, 2000, 3000, 5000– y tú le estás vendiendo un producto de 5000 euros a una persona… Yo, si estás en mi programa, que se llama 6 Cifras Mentoring, te voy a recomendar que hagas una sesión de claridad para conocer bien a la persona y saber si forma parte del perfil de personas al que tú puedes ayudar con ese programa –vamos a decir– de 5000 euros. 

Entonces, si tú eres una persona con valores, tú vas a hacer esta sesión, vas a conocer a la persona; y si tú certificas que la puedes ayudar con ese programa en esa sesión, pues luego tú puedes vendérselo y no va a pasar nada. Ni la estás manipulando ni ni estás haciendo nada malo. O sea, estás haciendo el bien, estás ayudando a esa persona. 

Entonces, sé una persona con valores y esto se elimina por completo. Y ojo, una persona con valores piensa en los demás, porque el mayor valor que puedes tener es ayudar a los demás. Entiendo que estás de acuerdo conmigo.

El mayor valor que puedes tener es servir a los demás con ese que es tu conocimiento, tu pasión.

Entonces, si tú quieres tener el mayor de los valores que se puede tener, que es liderar a los demás, servir a los demás, ayudar a los demás, entonces tu labor está en venderle tus productos, tu labor está en crear tus productos, tu labor está en poner al servicio de los demás esos productos, esos servicios, esos programas que tú tienes. 

Espero que tenga sentido para ti. ¿Por qué? Porque la mayoría de personas carece de este valor. Y ¿en qué piensa? En sus miedos, que les pone el síndrome del impostor. Piensa en sus miedos y en lugar de estar pensando en el valor de servir a los demás, está pensando en sus miedos de: Ay, es que aún me falta esta certificación. Ay, es que aún me falta este tipo de conocimiento. Ay, es que aún me falta… O es que qué van a pensar. O es que cómo me van a pagar. 

Eso para mí es ser egoísta. Uno de los peores valores que se puede tener es ser egoísta; es pensar en ellos, en sus miedos, cuando deben pensar en los demás, en ayudarles, en cómo pueden servirles, en cómo pueden crear el producto que más soporte les dé. Eso es pensar en los demás. Eso es un buen valor. Pero pensar en miedos, en qué van a pensar…, en qué van a pensar de mí, en quién soy yo… eso es pensar en tus miedos. 

Entonces, olvida esos miedos y piensa en los demás. Piensa cómo les puedes ayudar. Y por supuesto, cómo les puedes ayudar de la mejor forma posible; con valores. 

Estrategia #3. Hablar de ello

Vamos al paso 3 o la idea 3. La tercera idea que te quiero dar. Esta me encanta: hablar de ello. Esta puede parecerte muy simple, pero es que es muy poderosa. Por eso la he puesto. Yo recuerdo la primera vez que fui a vender un producto high ticket, que era un producto de 3000 euros. Pues estaba totalmente… O sea, estaba nervioso…, estaba con este síndrome del impostor. Mi mente me decía: Pero ¿quién te va a comprar? Pero eso es muy caro. 3000 euros. Madre mía, esto es una locura, ¿qué estás haciendo? 

Y como sabes, como seguramente sabes, cuando tu mente piensa algo, eso es lo que proyectas en tu realidad. Entonces, como estás pensando eso de «es muy caro, ¿quién me va a comprar?», pues van a llegar personas a tu realidad que proyecten eso, eso que tú estás pensando. Y recuerdo, por ejemplo, que yo estaba pensando esto y mi padre venía, por ejemplo, y me decía: Pero Miguel, ¿quién te va a comprar a esos precios? Pero ¿es que estás loco? Pero ¿cómo vas a vender a 3000 euros? ¿Pero…?

O sea, las propias personas empiezan a decírtelo porque es lo que tú estás pensando, es la vibración que estás atrayendo, es lo que estás proyectando. Entonces, qué hice: ¡booom!, utilizar esta estrategia. Bueno, aparte de todas estas, esta: hablar de ello en cada oportunidad que tenía

En cada oportunidad que tenía, decía: Sí, yo tengo un programa que vendo a 3000 euros. Estaba hablando con un amigo: Sí, he creado un nuevo programa que vale 3000 euros. Estaba –no sé– hablando con mi familia: Sí, tengo ahora este nuevo programa que vale 3000 euros. 3000 euros. 3000 euros. Al final, de tanto hablarlo, es como que empiezas a interiorizarlo y todos esos miedos que al final te dicen: Ay, ay, quién eres tú, pero qué van a decir, pero cómo… ya empiezan a irse.

Entonces, empieza a hablarlo con el mayor número de personas. Puede que te parezca simple, pero esta estrategia es muy potente. 

Estrategia #4. Tu valor

Siguiente estrategia: tu valor. O sea, debes tener claro… Para eliminar este síndrome del impostor, debes tener claro tu valor. Debes tener claro cómo tú ayudas a las personas. Debes tener claro la transformación que le vas a dar a las personas. Y si estás en este mundo de los infoproductos, si estás en este mundo en el que ayudas a las personas con tu conocimiento, con tu asesoramiento… debo decirte, creo que es mi responsabilidad decirte que estás en la industria en la que más valor le puede aportar a una persona.

O sea, directamente te digo que no hay precio. Es ponerle precio a tus productos. Por supuesto, le debes poner precio a tus productos en esta industria como en cualquier industria. Pero si tú estás ayudando a las personas con tu conocimiento, les estás aportando una transformación. Y ¿cuánto vale esa transformación? ¿Cuánto vale? Es prácticamente imposible ponerle precio. 

¿Cuánto vale este vídeo? Yo te lo estoy dando de forma gratuita. Pero cuánto vale el hecho de que, gracias a una de estas ideas que yo te dé, tú te lances a crear por fin tu programa de mentoría y en dos meses estés empezando a venderlo a 3000 euros. Una vez, otra vez, otra vez, otra. ¿Cuánto vale eso? O sea, aportes el valor que aportes debes tener en cuenta que es una transformación

O sea, imagina que eres un coach que ayuda a las personas a encontrar pareja. ¿Cuánto vale eso? ¿Cuánto vale eso? ¿Cuánto vale hacer que una persona obtenga la –o sea, obtenga–… que una persona encuentre, mejor dicho, a la pareja de sus sueños? ¿Cuánto vale? 

O imagina que eres una persona que se dedica a –no sé–… a ayudar a invertir a las personas y a hacer trading. ¿Cuánto vale eso? Porque una persona, si aprende a invertir, puede ganar incluso millones de euros si lo hace bien. O que eres una persona que ayuda a las personas a… con… No sé, a tonificar su cuerpo o alimentarse mejor. ¿Cuánto vale eso? Si a lo mejor, gracias a alimentarte mejor, estás evitando incluso enfermedades. ¿Cuánto vale eso? 

O sea, debes tener claro tu valor y debes tener claro que es incalculable, porque cuando… Y si se te olvida, vuelve a ver este vídeo y vuelve a ver esta idea, que es la cuarta. Porque que te quede claro, lo voy a escribir y todo, es incalculable. Por supuesto le vas a poner precio, pero es incalculable

El valor que tú ofreces: incalculable.

Que nunca tu mente te diga: Ay, es que estás poniendo este precio demasiado caro. Pero ¿quién te va a comprar? ¿Quién va a estar dispuesto a pagarlo? Mira este punto de nuevo porque es, de nuevo, incalculable. 

Estrategia #5. Mentor

Seguimos. Quinta idea: mentor. Te recomiendo que para eliminar el síndrome del impostor tengas un mentor. Esto es lo que me ha servido a mí. O sea, yo lo he experimentado de las dos partes: teniendo un mentor y ahora, que yo soy mentor, ayudando a mis clientes, ayudando a mis estudiantes. Porque un mentor te va a aportar esa claridad que necesitas, esa verdad que necesitas. Cuando tu mente te esté poniendo todo tipo de excusas, pues es cuando debes recurrir a un mentor y –no sé– decirle… 

No sé, imagina que tu mente te está diciendo: Pero ¿por qué me van a pagar a estos precios? Vale, pues hazle esa pregunta a tu mentor, que para eso es tu mentor y para eso va a estar ahí respondiéndote tu duda específica y te va a decir: Pues te van a pagar por esto. O: Aplica esta estrategia y seguro que van a estar dispuestos a pagarte porque les vas a aportar todo este valor. O: Incluye este bonus que seguro que lo va a cambiar todo para ellos y vas a hacer que la competencia sea irrelevante. 

O sea, ten un mentor para cada vez que te llegue este síndrome, preguntarle. O sea, cuando digo este síndrome es alguna duda, alguna excusa, algún miedo, algún obstáculo que nos pone este síndrome. 

Y este mentor también te va a dar…; el hecho de estar en una mentoría te va a dar comunidad. No lo he puesto aquí, pero también muy importante: te va a dar comunidad, vas a estar con otras personas y el hecho de ver tanto a tu mentor consiguiendo los resultados que tú quieres como a otras personas que están consiguiendo esos mismos resultados o incluso más… El hecho de estar en esa comunidad va a hacer que este síndrome sea casi irrelevante.

Porque sí que puede existir, pero tú estás viendo a otras personas que están saliendo de esa zona de confort y que no les pasa nada. Por lo tanto, tu mente va a decir: Vale, a mí tampoco me va a pasar nada. Sé que es simple como piensa nuestra mente, pero ya está. Vamos a aplicar estos pasos y ya está. Vamos a conseguirlo. Entonces, muy importante esto: tener un mentor. 

Estrategia #6. Claridad

Y vamos al punto 6. El punto 6 es el de tener claridad. Esto seguro que lo experimentas en tu día a día. O sea, como más te puede atacar el síndrome del impostor es cuando estás confuso, cuando estás disperso, cuando estás distraído. ¡Wow! Ahí se lo pasa en grande este este síndrome. 

Entonces, si tú tienes claridad sobre lo que quieres conseguir, sobre la estrategia correcta, te va a llevar… O sea, vas a poder conseguirlo de forma mucho más fácil. 

O sea, por ejemplo, yo cada día cuando me levanto, o sea, cuando llego, cuando me pongo a trabajar, lo que hago es planificar mi día hora por hora. Y ¿por qué planifico mi día, hora por hora? E incluso hoy, que he pasado la mayor parte del día haciendo grabaciones como esta de videos… lo he planificado. Y ¿por qué? Pues porque tener esta claridad me ayuda a eliminar cualquier excusa que me pueda poner mi mente, cualquier duda que me pueda poner mi mente para que me distraiga, para que al final deje de hacerlo. O sea, cualquier cosa que pueda pasar reduce extremadamente las probabilidades de que ocurra y aumenta extremadamente las probabilidades de que yo me enfoque y que consiga lo que quiero conseguir… Te hace tener esa claridad. 

Pues si tú estás intentando aumentar tus ventas, si estás intentando crear tu primer producto, si estás intentando hacer tu webinar… Estés intentando lo que estés intentando, asegúrate de tener claridad absoluta sobre el camino. 

Por eso también te he dicho lo del mentor, porque un mentor te va a dar esa estrategia, te va a dar esos pasos a seguir, va a estar ahí contigo aportándote esa claridad… 

Entonces, sea como sea, asegúrate de tener esa claridad, ese camino claro. Porque cuando, como te decía, cuando más nos ataca ese síndrome del impostor es cuando intentas crear algo pero, como no tienes el plan claro, pues llega, te pone la excusa de «no, vamos a crear esto mejor antes porque quizá cuando creemos esto, pues a lo mejor tenemos más autoridad y entonces ya nos ponemos a crear esto» o «vamos a hacer esto antes que vamos a tener este conocimiento y entonces nos vamos a sentir más confiados y entonces lo vamos a hacer». 

O sea, va a intentar dispersarte, que hagas otras cosas. Esto también se llama el síndrome del objeto brillante. O sea, va a intentar ponerte cualquier excusa para que dejes de nuevo de aplicar acción y que de esta manera se asegure que te quedes en esa zona de confort en lugar de salir de ella. 

Por eso la claridad lo convierte todo en mucho…, lo hace todo mucho más fácil. Entonces, esta es la sexta idea.

Estrategia #7. Tomar acción

Pero si te has dado cuenta, he puesto aquí «mi mayor clave» porque he etiquetado seis claves, pero si tuviera que darte mi principal clave para eliminar este síndrome del impostor, sería la siguiente –vamos a poner–: aplicar acción. 

Esta sería mi principal clave. Porque… ¿por qué he dibujado esto? Pues porque, si te das cuenta, ante todo, lo que estamos buscando es esto. Lo que estamos buscando son resultados, porque cuantos más resultados tengas menos síndrome del impostor tienes, porque ya está más dentro de tu zona de confort ese resultado y más fuera se queda la anterior situación. 

No sé si me estoy explicando, pero es como cuantos más resultados tienes, más te reafirma que sí, que mereces eso, y esto ya se elimina. Este síndrome del impostor se elimina.

Entonces, tu objetivo debe estar aquí, en obtener resultados. Por eso, mi mayor clave es que apliques acción. Si estás intentando crear un programa, aplica…  

De hecho, una estrategia que hacemos con las personas que yo asesoro, que están en 6 Cifras Mentoring, en mi programa de mentoría… Fíjate si les decimos de aplicar acción rápido, que incluso antes de crear cualquier producto, antes de hacer prácticamente nada, les damos estrategias para empezar a tener clientes con lo que llamamos su programa Beta, su primera versión de su programa, que la crean en solo días, y que empiecen a trabajar con personas, que empiecen a obtener esos resultados.

¿Por qué? Pues porque sabemos, sé que cuando estos mis clientes, cuando mis estudiantes empiezan a tener resultados aunque sean mínimos, o sea, ya no sé, alguien que pueda estar en el mundo de las ventas ayudando a personas a vender y que pueda tener este síndrome impostor. Sé que si le hago, que si hago que él consiga que sus clientes vendan en este caso, que en este ejemplo que estoy poniendo de que esté en el mundo de las ventas, sé que se le va a eliminar el síndrome del impostor porque ya se ha visto capaz de hacer conseguir resultados a personas. Pero si le pongo a crear un programa, un producto que le va a llevar meses, pues este síndrome va a estar ahí, va a estar ahí, va a estar adhí. Pero si yo le hago conseguir resultados, sé que este síndrome se viene abajo, porque… 

Y si te das cuenta: cada una de estas acciones está ahí y está… O sea, existe para que tú apliques acción y tomes resultados. Si te digo haz tu parte de tu personalidad, por qué? Porque quiero que al ser parte de tu personalidad te lleve a aplicar acción y a tener resultados.

Piensa que eres una persona con valores. Por qué te lo digo? Porque esto te va a llevar a aplicar acción y al final vender y tener resultados o conseguir el resultado que estés buscando.

Si te digo habla de ello. ¿Por qué? Porque esto va a hacer que te lo creas más, que te creas que puedes conseguirlo y que apliques acción y tomes resultados. 

Entonces, si te tienes que quedar con una clave de estas siete que te he dado es: aplica acción. Toma acción. Haz el trabajo. Hazlo. Da el paso. Hazlo. Hazlo. Hazlo. Esa sería mi recomendación principal, porque cuando tienes resultados, todo, todo se vuelve mucho más fácil. 

Entonces, estas son mis siete claves y esta es la principal. Y si… O sea, si me permites darte un último consejo para que puedas tomar acción, que creo que te va a cambiar la vida por completo, tu negocio por completo…, es el de que agendes… O sea, aquí debajo te voy a dejar un link para que puedas agendar una sesión conmigo o con una persona de mi equipo donde te vamos a empezar ya a asesorar. 

Y ¿qué significa esto? Que tú vas a empezar a aplicar acción, que vas a empezar a tener claridad, que vas a empezar a trabajar con un mentor o con un asesor de mi equipo y que te va a empezar… O sea, y tu mente, qué va a ocurrir con tu mente. Lo que va a ocurrir con tu mente es que va a empezar a ver que vas en serio con esto, va a empezar a ver que eso forma parte de tu personalidad. Va a empezar a ver que tus valores están en ayudar a personas y que te asesoras con este link que tienes aquí debajo, con esta sesión que yo te estoy entregando de forma gratuita porque quiero que empieces ya a superar el síndrome del impostor

Entonces, va a empezar que empieces a hablar de ello. Va a empezar que tú tienes en cuenta que puedes ofrecer un valor a los demás porque te empiezas a asesorar con personas. Como te decía, vas a empezar a tener claridad, vas a obtener, vas a empezar a trabajar con un mentor, con una persona que te da perspectiva, que te da estrategias; y lo más importante, vas a empezar a aplicar acción y vas a ver ya los resultados. 

Porque en esta sesión a la que puedes acceder haciendo clic aquí debajo es una sesión estratégica totalmente gratuita. De nuevo, te lo repito por si tu mente te está diciendo: Ay, es que… No, es gratuita, es sin compromiso. Y en esta sesión te vamos a empezar a hacer obtener resultados. Vamos a conocerte, vamos a ver si tu mente te está saboteando en algún punto. Vamos a ver cómo puedes ir a ese siguiente nivel que por ti solo pues te es imposible ver o te es… prácticamente imposible ver, porque por ti solo llegas hasta donde tu mente te lleva. 

Pero cuando, gracias por ejemplo a esta sesión, otra persona te da perspectiva, pues te vamos a… puedes ver dónde está ese siguiente nivel. Y esa persona, además, tiene tanta experiencia como la tengo yo, como la tienen las personas de mi equipo que van a estar ahí contigo en esa sesión, que han visto… pues personas llegar una y otra vez diciendo: Ay, es que tengo esta duda; ay, es que tengo este obstáculo; ay, es que estoy paralizado aquí; ay, es que tengo este problema. O sea, lo están viendo cada día; te van a poder ayudar; te van a poder dar tu plan de acción; y te van a hacer que desde ya empieces a tener resultados y que empieces a ver que es posible para ti y que esto se pueda eliminar más fácilmente. 

Así que haz clic aquí debajo, agenda tu sesión estratégica, tu sesión de claridad totalmente gratuita y comencemos ya. Vamos a comenzar a eliminar este síndrome y vamos a comenzar a llevarte ya a ese siguiente nivel.

Agendar ahora mi Sesión 6 Cifras Gratis

Close