Qué hacer cuando lo das todo pero los resultados son pocos o ninguno

¿Te esfuerzas pero las cosas no salen como a ti te gustaría?

Sumario

¿Estás dándolo todo, esforzándote al máximo, pero los resultados que obtienes son menores de lo que esperabas? ¿Qué debes hacer en esas situaciones? ¿Te quejas y tiras la toalla o por el contrario perseveras y buscas soluciones?

Yo he pasado por ese tipo de situación en diversas ocasiones y sé que es muy frustrante estar esforzándote al máximo para conseguir pasar al siguiente nivel y ver que los resultados de tus acciones nunca llegan. Por eso he decidido realizar este vídeo y darte los tres principales consejos que debes seguir si en algún momento pasas por esta situación.

En primer lugar, te aconsejo que busques un mentor del que aprender, alguien que pueda guiarte y a quien puedas consultar cuando estés estancado y bloqueado, pues lo más probable es que tengas que realizar algunos pequeños cambios o ajustes y un mentor te ayudará a encontrar y realizar esos cambios.

Cuando la vida te pone obstáculos y te hace fracasar, debes pararte a reflexionar si realmente estás siguiendo tu camino o si debes hacer un giro de 180º y reinventarte en torno a tu verdadera pasión. Te aconsejo que cuando te encuentres en esta situación, realices este ejercicio y que pierdas el miedo a tomar decisiones cuando realmente tu camino está en otro lugar.

Deja de pensar en qué quieren y qué esperan los demás de ti y piensa en qué quieres y esperas tú.

En esta era de la recompensa inmediata, te recomiendo que tengas paciencia y que perseveres. Piensa en la gráfica del efecto compuesto: al principio los resultados suelen ser muy pocos; pero con la persistencia y con la paciencia, un día llega tu crecimiento exponencial.

Mira el vídeo hasta el final para saber cómo conseguir los resultados que esperas de tus acciones cuando lo estás dando todo.

Comparte este vídeo si conoces a alguien que esté trabajando duro y dando el máximo pero que aún así consigue nulos resultados.

3 consejos para conseguir resultados cuando trabajas duro

¿Qué hacer cuando estás entregando lo mejor que tienes, pero nada funciona? Cuando te estás esforzando, cuando lo estás dando todo, pero los resultados son pocos o ninguno. ¿Cómo solucionas esto?

Sinceramente, he estado en esta situación muchas veces, porque, sobre todo a las personas que somos inconformistas, que siempre estamos buscando nuestro siguiente nivel, nuestro siguiente reto, pues a veces nos sucede esto. Y supongo que estarás de acuerdo conmigo en que es muy frustrante. Yo, ha habido veces en las que incluso he estado a punto de tirar la toalla. Me he llegado a preguntar: «¿Realmente estoy hecho yo para el éxito?». O sea, es una situación muy difícil; por eso he querido hacer este vídeo, en el que te voy a dar los 3 principales consejos que debes seguir si te encuentras o alguna vez pasas por esta situación.

CONSEJO # 1. BUSCA UN MENTOR

Busca un mentor del que aprender, porque cuando algo falla, cuando estamos paralizados, estamos bloqueados, estamos dándolo todo pero los resultados nunca llegan, es porque hay que hacer cambios. Y para esto, lo mejor que puedes hacer es consultar a una persona que esté en el lugar en el que tú quieres estar. Consúltale a un mentor, y te aseguro que vas a marcar la diferencia.

Yo muchas veces he estado frustrado, desesperado…; como te he dicho, a punto de tirar la toalla. Y simplemente consultándole a uno de mis mentores hemos hecho un pequeño cambio y, ¡boom!, todo ha empezado a rodar.

Y con frecuencia, será eso, serán pequeños cambios. Por ejemplo, yo a veces les pregunto a mis mentores cuando me atasco con alguno de mis negocios, y es simplemente tocar algo en un pequeño procedimiento, tocar algo en una oferta… Será algo muy pequeñito, por que tú probablemente ya lo estás haciendo todo bien, te estás esforzando, pero hay que hacer ese pequeño cambio, ese pequeño clic, para que todo funcione.

CONSEJO # 2. ENCUENTRA TU VERDADERO CAMINO

A veces la vida te pone todos esos obstáculos, te hace fracasar, para que tú te des cuenta de que tu camino está en otro sitio.

Y para aceptar esto hay que tener mucha valentía y mucha madurez, porque hay personas que incluso pasarán toda una vida haciendo algo sin conseguir su éxito, solo por el miedo al qué dirán los demás, qué pensarán los demás; o por el miedo a reinventarse, a hacer cambios, a salir de la zona de confort. ¿Sabes de lo que te hablo?

Por ejemplo, hace unos años, yo estuve emprendiendo en el mundo del trading y me esforzaba mucho, estaba rodeado de mentores…, pero mis resultados nunca llegaban, mis resultados nunca eran todo lo satisfactorios que yo buscaba. Y llegó un día en el que lo dejé. Y ahora miro atrás y digo: «Wow, menos mal que abandoné, menos mal que lo dejé». Porque, gracias a eso, ahora me estoy dedicando a esa que ha sido mi pasión desde joven: la psicología, el desarrollo personal; gracias a eso ahora he escrito un best seller, ayudo cada día a miles y miles de personas. ¿Te das cuenta cómo funciona esto?

Es decir, a veces llegan situaciones en tu vida en las que tienes que cambiar. El Universo, Dios, la Vida, como lo quieras llamar, te está haciendo fracasar, está haciendo que te frustres…; pero eso es una señal, una señal de que debes cambiar de camino y empezar a dedicarte a tu verdadero propósito.

CONSEJO # 3. EFECTO COMPUESTO

Si ya estás aplicando el consejo número 1 y el consejo número 2 que te acabo de dar, el último consejo que me queda por darte es el de que tengas paciencia, el de que persistas.

Ya sé que vivimos en la época de la recompensa inmediata. Es decir, hoy haces un pedido y mañana lo tienes en casa; pero el éxito verdadero requiere paciencia. Y puede que me estés diciendo: «Miguel, no lo entiendes. Yo me estoy esforzando, yo estoy trabajando duro». Y aun así, te diría que tengas paciencia porque, sobre todo en el sistema educativo, nos han condicionado para que nos esforcemos durante un periodo de tiempo y, si eso ha sido así, que tengamos éxito. Es decir, nos han condicionado para que estudiemos duro para un examen y que, si lo hacemos, pues la recompensa sea aprobarlo, tener éxito. ¿Sabes de lo que te hablo? Pero el mundo real es totalmente diferente; en el mundo real tú puedes esforzarte, puedes trabajar duro y aun así seguir sin tener éxito. Y ¿por qué? Pues porque puede que tengas que tener más experiencia, puede que tengas que aprender nuevas cosas, que tengas que conocer a nuevas personas…

Pero el éxito cumple, como te he dicho, la gráfica del efecto compuesto. Es decir, al principio los resultados suelen ser muy pocos; pero con la persistencia, con la paciencia… ¡boom!, llega tu crecimiento exponencial.

Y como conclusión te diré, aparte de estos 3 consejos, que hagas todo lo que puedas con lo que tienes ahora mismo. Es decir, tú ahora mismo tienes todo lo que necesitas para pasar a tu siguiente nivel. Estés donde estés, estés en la situación que estés, tengas la edad que tengas, ahora mismo tienes todo lo que necesitas para que, si te esfuerzas, si aplicas estos tres consejos, puedas avanzar a tu siguiente nivel. Y de esto trata el éxito, de darlo todo, de persistir… Y ahora tú tienes una ventaja; ahora tú tienes la ventaja de que conoces esto, de que conoces estos 3 consejos; por lo que, cuando estés dándolo todo y de repente te lleguen esas ganas de rendirte, alégrate, alégrate porque eso significa que cuando persistas vas a estar continuando en esta gráfica que te acabo de explicar y que tu éxito cada vez está más cerca.

Espero que te haya gustado este episodio. Si es así, ahora mismo puedes hacer dos cosas para seguir avanzando hacia tu máximo éxito. En primer lugar, puedes suscribirte aquí a mi canal de YouTube, para ser el primero en recibir todos mis vídeos y transformar así tu vida. Y, en segundo lugar, si aún sigues sin conocer cuál es tu pasión, qué es eso que amas hacer, he creado un entrenamiento gratuito para ti, llamado «Las 10 Incógnitas de tu Vocación», que incluye también un ebook totalmente gratuito; ya que, como sabes, esta es la premisa fundamental del éxito. Si quieres triunfar, debes estar dedicándote a esa que sea tu vocación, debes estar dedicándote a esa que sea tu pasión. Así que, descarga ahora este entrenamiento y encuéntrala.

Eso es todo, nos vemos pronto, y recuerda: haz lo que has venido a hacer, no dejes que nadie escriba tu camino por ti y crea tu éxito hoy.

Close